Naturalizar la ciudad para afrontar la emergencia climática y cumplir con la Agenda 2030

El Grupo de Trabajo Soluciones basadas en la Naturaleza (GT-SbN), coordinado por la Fundación Conama y el Centro de Cooperación para el Mediterráneo de la UICN, ha celebrado este viernes la jornada ‘Agenda 2030: Naturalizar la ciudad para afrontar la emergencia climática’.

El encuentro, enmarcado en la Semana de la Ciencia y la Innovación 2019 y la Semana del Capital Natural, ha tenido lugar en un repleto salón de actos del Real Jardín Botánico de Madrid y ha impulsado el diálogo entre los asistentes sobre cómo aplicar las Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN) para cumplir con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente, el número 11, referente a comunidades y zonas urbanas sostenibles.

Los “valores” de la Agenda 2030 y su relación con las Soluciones basadas en la Naturaleza

 

La jornada se ha dividido en dos partes: una mesa de apertura y una mesa de debate. La primera de ellas, ha sido inaugurada por la directora de Conama, Alicia Torrego, quién ha agradecido la labor del grupo de trabajo y ha destacado la importancia de “actuar de forma contundente” ante el cambio climático y sus consecuencias.

Tras ello, Torrego ha dado paso al director general del Alto Comisionado para la Agenda 2030, Federico Buyolo, quien habló de “los valores” de la Agenda y el papel actual de esta hoja de ruta para los ciudadanos españoles. “La Agenda 2030 no es una agenda de parches al desarrollo, sino de transformación y cambios sociales”, ha afirmado.

Buyolo también ha hecho referencia a la celebración a contra reloj de la COP25 del 3 al 12 de diciembre en Madrid y ha asegurado que es una “buena oportunidad” para que España demuestre que el cambio climático es “una emergencia para el país”. “Esta es una época radical de colaboración. Hay que reunir a todos los convencidos y actuar ante el cambio climático”, ha añadido.

El responsable del Departamento de corporativo de UICN Mediterráneo, Andrés Alcántara, ha sido el siguiente en intervenir, describiendo qué se entiende por Soluciones basadas en la Naturaleza y su relación con las ciudades mediterráneas, unas de las más afectadas por el calentamiento global, según el último informe del IPCC.

“Tenemos que gestionar el litoral con ellas para que las ciudades mediterráneas no sufran los efectos del cambio climático”, ha defendido en alusión, no solo a las infraestructuras verdes y sino también las azules, relacionadas con el mundo marino y la sostenibilidad de las costas para impedir problemas ambientales como los del Mar Menor.

Consulta nuestra breve guía para entender las SbN

 

Ejemplos de SbN en las ciudades a nivel nacional e internacional

 

La segunda parte de la sesión, moderada por la directora de Irati Proyectos, Puy Alonso, ha estado compuesta por ponentes de todos los ámbitos.

La primera en hablar ha sido la técnico del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) , Minerva Campos, que explicó algunas de las ideas del Plan Clima y Energía 2030 de esta institución y destacó la importancia de “definir prioridades”, establecer una “guía clara” y “coordinar acciones” para impulsar las Soluciones basadas en la Naturaleza en las zonas urbanas.

A continuación, ha intervenido la directora de Evergreen Paisajismo, Susana Canogar, que tras contar experiencias internacionales y nacionales que “demuestran que las Soluciones basadas en la Naturaleza funcionan”, ha apostado por la voluntad política como medio para llevarlas a cabo. ”

Las ciudades tienen capacidad de realizar estos cambios, pero necesitan un liderazgo fuerte”, ha señalado. Además, Canogar ha argumentado la importancia de “reverdecer lo verde” en el sentido de hacer los parques actuales más naturales y “dar más espacio” a los árboles que apenas puedes desarrollarse en unos “escasos” metros cuadrados de acera.

¿Cómo influyen las SbN en la salud de los habitantes de las ciudades?

 

La salud y las Soluciones basadas en la Naturaleza también han sido un tema importante en la sesión. A ello, ha hecho referencia el técnico de los fondos europeos del Real Jardín Botánico de Madrid, Salustiano Torre, quién ha apuntado que las infraestructuras verdes pueden ayudar a disminuir la temperatura en las islas de calor. Como ejemplo, ha puesto el Real Jardín Botánico, al considerarla “una solución basada en la naturaleza dentro de la ciudad de Madrid”.

En este sentido, prosiguió el catedrático emérito de urbanismo de la Universidad Politécnica de Madrid, José Fariña, al asegurar que, en los comienzos de su carrera, “cuando hablaba de cambio climático nadie me escuchaba, empecé a hablar de salud y sí lo hicieron”. “Lo que no sabían es que el problema es el mismo”, ha añadido.

Además, Fariña ha defendido la necesidad de incluir más “parques de proximidad” para “disminuir las tasas de estrés” de los ciudadanos. “No debe haber prioridades por encima de la salud y naturaleza y salud están muy conectadas”, ha considerado.

Por último, ha cerrado la sesión el responsable de huertos urbanos del Ayuntamiento de Madrid, Carlos de Mingo, poniendo a estos como ejemplo. “Los huertos urbanos son una solución basada en la naturaleza de manual”, ha contado y ha descrito la “función esencial” que tienen, no sólo para la salud psicológica y la autorrealización de los habitantes sino también para el “fomento de las relaciones personales”.

 

Este proyecto cuenta con la cofinanciación del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la convocatoria pública de subvenciones a entidades del Tercer Sector para actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter medioambiental